STATEMENT

_MG_9682

A medida que avanzo en el desarrollo de mi trabajo como artista ahondo más en el compromiso que vertebra el tema central de mi obra; la naturaleza.

Quizás siento la necesidad de dar voz a las plantas, precisamente porque no la tienen y porque sus manifestaciones en respuesta a nuestras acciones llegan con escaso margen de maniobra.

Durante la pandemia, la naturaleza recobró algo de brillo nuevamente, pero no se divisan planes para propiciar una vida más verde en las ciudades, un planteamiento urbanita más consciente. Mi reacción impaciente, ante este panorama, me hace actuar de manera solitaria. El arte me brinda el escenario para decir lo que siento y lo que anhelo. Y lo hago porque sé que es posible y abarcable. A partir de una problemática local quiero hablar de algo que está sucediendo en muchas otras ciudades. A través de la pintura y su expansión, represento nuevas junglas, una vida más cercana a lo verde, un escenario boscoso donde se proclame los beneficios de una arboleda y recordar que venimos de ella y sin ella no hay sustento vital.

Todo me lleva a pensar que tenemos que aceptar que nosotros y todo lo que creamos somos parte de la naturaleza, que para progresar necesitamos incorporar la materia viva que nos rodea. Usar la complejidad de la naturaleza viva e incluirla en nuestras creaciones. Estas creaciones redefinirán la forma en que reconstruimos la naturaleza. Sólo entonces, realmente, avanzaremos y conviviremos en concordancia con el contexto que nos vio nacer.